LA UASD, HISTORIA DE UN SISTEMA DEFICIENTE

0
806

Mi querido lector, más que agradecida de Dios por una nueva oportunidad y de todos ustedes por su apoyo en mi primer artículo, confieso estar más que feliz con sus comentarios y sugerencias, que siempre son bien aceptadas. El tema de esta semana expresa la realidad de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) es la única universidad estatal en la R.D. con un prestigio internacional pues es la primada de América y tiene una rica historia desde su creación hasta la fecha. La UASD es la casa de acogida para los estudiantes de escasos recursos por el bajo precio de sus créditos, las facilidades de estudio y por la repercusión que significa estudiar en la ya nombrada.

Grandes salones de clase, equipados laboratorios y buenos catedráticos componen este importante órgano que ha entregado a la sociedad millones de profesionales a través de los años.

Desde afuera vemos las hermosas investiduras, el formal acto de graduación y el orgullo que sienten los graduandos, sin poder imaginarnos el sacrificio que lograrlo ha significado.

Todas las victorias conllevan grandes batallas, largas horas de lucha y noches enteras de esfuerzo situacion que seria mas comoda si estuvieramos bajo un régimen justo, organizado y eficiente.

Todos los semestres las clases se ven afectadas por las acostumbradas huelgas en reclamo de un aumento salarial, en donde los estudiantes pagan las consecuencias de un sistema realmente ineficiente porque los meses perdidos por el reclamo de los maestros quieren recuperarlos en una semana importando poco la situación del alumno y el programa ya establecido. Para selección de materias en los Centros Regionales se torna un problema pues clases que corresponden al mismo semestre coinciden en el mismo horario (cuando suelen bajarte materias) lo que impide que selecciones conforme a lo que establece el pensum y en consecuencia te atrases en la carrera.

Ya cuando al fin puedes tomar las poca o muchas materias que te permite el sistema y finalmente entras a clase aparece un maestro que no puede impartirlas en el horario establecido y opta por cambiarla a una hora en la que él si pueda, sin importar  la disponibilidad del tiempo del alumno, quien muchas veces se ve obligado por esa misma situación a retirar la materia y algunas veces el semestre.

Los docentes asisten a clases cuando pueden, pocas veces cumplen con el horario y el calendario y a la hora de publicar la gran mayoría de veces lo hace fuera del horario establecido. En muchas ocasiones las publicaciones son después de la inscripción de materias (publican fuera de tiempo) lo que te impide saber cuáles materias debes seleccionar, por lo tanto seleccionas a la suerte. Las faltas entre maestros y alumnos son comunes dentro del recinto con la diferencia de que un alumno es sancionado y la mayoría de veces la falta del maestro se pasa por alto.

Pero para terminar la larga lista no puedo obviar el punto más importante, los representantes estudiantiles y las elecciones celebradas cada periodo en la universidad. Los representantes que cada contienda provocan un escándalo y las elecciones en las que los pleitos no se hacen esperar, y los protagonistas no son los estudiantes sino los diferentes partidos políticos.

Y es ahí donde me pregunto ¿Donde quedan mis derechos como estudiante? ¿Por qué no se toman medidas ante tantas arbitrariedades? ¿Dónde está el orden que debe primar en un centro de altos estudios? ¿Estoy segura a quien elijo como representante? Y es cuando le pregunto a los docentes ¿Está usted siendo justo? Usted que tanto derechos exige ¿Cumple con su deber que va desde dar asistir a clases hasta publicar de manera justa en el tiempo establecido?

Con toda certeza puedo decir que pese a sus debilidades, la UASD, la universidad donde estudie en verdad si tiene la capacidad para preparar a los mejores profesionales del País y quizás del mundo, cuenta con un buen personal para garantizar la seguridad del estudiantado y los maestros son preparados pero también posee una gran carencia de entrega, orden, respeto y disciplina.

Exigimos profesionales justos, preparados, sociedad equitativa y un país organizado pero esto es imposible lograrlo sin antes hacer una revisión en el buen funcionamiento de las instituciones de educación básica, media y superior.

La UASD necesita una revisión en sus estatutos, en su personal docente y administrativo. El estado por su parte debe desarrollar políticas más fuertes que garanticen el buen cumplimiento de las funciones de los diferentes órganos y los estudiantes asumir el compromiso de la responsabilidad y entrega a nuestras diferentes carreras para lograr una preparación completa como lo requiere la competitividad social del siglo XXI.

El éxodo de estudiantes a otras universidades es notable, el prestigio de ese centro ha ido en decremento y si no se hace algo al respecto solo será el buen recuerdo de una gran institución de altos estudios. Empecemos a asumir el reto de mejorar, hacernos portavoces del clamor de los estudiantes y a dar lo mejor de nosotros. Nuestro país nos necesita, nuestra sociedad nos espera.

Les envió un abrazo  Dios los siga bendiciendo en abundancia

No olviden seguirme a través de mis redes sociales para dejar sus comentario @JasmileyOrtiz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here