¿A quién representan los regidores?

0
475

Los regidores son los legisladores municipales y tiene función fiscalizadora y normativa, es decir que deben velar por el buen uso que la alcaldía de a los recursos económicos que percibe el ayuntamiento y también tienen potestad para elaborar normativas destinadas a organizar la ciudad y hacerla un lugar más habitable para todos y todas.

La ciudadanía no vota por los regidores ya que estos son escogidos en proceso internos de los partidos políticos y ya en las elecciones son “arrastrados” por el candidato a alcalde, muchos legisladores y expertos se han pronunciado sobre el particular y desde ya se habla de que en las elecciones de 2020 puede que se haga al igual que con los diputados mediante voto preferencial.
Como la cantidad de regidores es establecida en relación a la población del municipio se entiende que estos son electos para representar a todos los munícipes ( en nuestro caso estamos nueve veces representados ya que son nueve regidores), pero en la práctica no es así y si usted lector sale barrio por barrio a preguntar quién es su representante en el ayuntamiento muchos le dirán que no saben o que es el síndico y solo si en ese sector vive algún regidor y se mantiene activo en la comunidad será señalado por sus iguales como su representante y es que la ciudadanía en general no se siente representada en el ayuntamiento.
Esta es una representación fallida y difusa y se manifiesta de diversas maneras, 1) toda la responsabilidad y exigencias de la municipalidad recaen sobre el alcalde, 2) en que el regidor al no tener necesidad de cubrir toda la ciudad en la campaña electoral una vez electo se concentre (en el mejor de los casos) en gestionar soluciones para su sector o entorno abandonando su compromiso con la colectividad y 3) es que las problemáticas de la ciudad como “un todo” no son materia de discusión de parte de los ediles pues cada uno está concentrado en cumplir sus compromisos electorales que casi siempre son con su entorno inmediato.
Un correctivo a este fallo de la democracia es establecer distritos electorales lo que sumado al voto preferencial elevaría muchísimo la calidad y efectividad de la representación, si la ciudad se divide en distritos electorales conformados por barrios, sectores o zonas y a cada distrito le corresponde un regidor entonces estos podrían elaborar propuestas para su demarcación y al mismo tiempo los habitantes sabrían quien es su presentante en el ayuntamiento, por ejemplo, la problemática de los sectores de San José de Villa, Buenos Aires y Rio Mar es muy diferente a la del Barrio Quisqueyano, Libertad, Urb. Esmeralda y Campo Club por solo mencionar dos zonas claramente diferenciadas y conocidas por todos.
La democracia solo se corrige con más democracia y mientras más directa es la relación entre representados y representantes es de mejor calidad, esto repercute en una gobernanza con altos niveles de efectividad porque empodera al ciudadano y compromete a quien fue escogido por sus iguales para el sagrado deber de la búsqueda del bien común.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here