Río se convierte en desagüe de aguas usadas y cloacales

0
375

 

 

 

 

Por Dilenni Bonilla

Con el aumento de la población, el volumen de desperdicios químicos y orgánicos, el desagüe de aguas usadas y cloacales, años tras años han incrementado de tal manera, que ha afectado la composición natural de uno de los principales  ríos de esta ciudad.

El rio soldado, un  rio que pasa aproximadamente por la mayoría de los sectores de esta ciudad de Nagua, presenta una contaminación por la red cloacal sin previo tratamiento, propio de los países en desarrollo.

Según, el director provincial de Medio Ambiente Elpidio Alonzo, esta  terrible situación hasta el momento no cuenta con ningún proyecto o medida para detener este mal.

“Lo peor es que ya existe un sin número de residencia  a la ribera del Río,  que no debieron dejar que se construyeran pero lo  están….”  Alonzo.

Por otro lado el encargado de planeamiento urbano  del ayuntamiento municipal Edwin   Espaillat, aseguró que están haciendo un levantamiento, pero  sin dar ningún tipo de detalles, ni abundar sobre el tema, desvió su responsabilidad a Medio Ambiente.

Para Alonzo, la institución  que dirige ni el ayuntamiento municipal, puede dar eliminar de raíz la  contaminación en el Río Soldado, por lo que urge la intervención de gobierno central.

Tras ser cuestionado, sobre  si existe algún proyecto para recuperar el estado originar de la fuente acuífera Alonzo,dijo acompañado de un  movimiento en su boca, que la institución a la que dirige no tiene ni un levantamiento del caso.

La  contaminación  del agua no se queda solo en el agua, sino que como tal representa una amenaza para los residentes de los sectores  Doralisa Ulloa, Pueblo Nuevo,  y otros, además afecta  de manera directa a más de  300 estudiantes del nuevo y antiguo centro de estudio   José Francisco Peña Gómez, ubicado en los sectores anterior mente mencionados.

Según la maestra  María Minerva Martes, en el referido centro de estudio los estudiantes tienen que lidiar con el hedor de las heces fecales, más la ola de mosquitos que existe en la zona y a esto se agrega los gusanos que suben a la hora de la crecida de los ríos.

De su lado el director del centro de estudio Nicolás Cepedas,  instó al ministerio de Medio Ambiente a educar a la población para controlar que se continúe vertiendo desechos a las aguas.

Mientras los más mayores guardan en sus memorias la imagen de un río limpio y sin contaminación.

Juan Mercedes Torres, residente en el sector Doraliza Ulloa, recuerda cuando jugaba dentro del río y hasta lavan la ropa.“Hace como sesenta año cuando cogíamos arena y hasta la mujeres lavan y hasta nos bañábamos pero estamos huérfanos de autoridades”

Teolinda Bueno, enérgica como si estuviera viviendo esos momentos, cuenta como en la zona  compartían y cuidaban las aguas del río  hasta cuando un jabón caía al agua trataban de sacarlo rápidamente,   pero su rostro cambió  cuando recordó  su realidad   y expresó pero ahora todo es mosquito y basura.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here