Cuentos chinos

Por: Eduard Victoria

0
320

Recientemente el gobierno anunció con bombos y platillos el establecimiento de la relación diplomática con la República Popular China. Dando de esta forma por terminado nuestros muy estrechos, beneficiosos y afectuosos nexos políticos de mas de 75 años con la Republica de Taiwan.

A lo largo de esta larga vinculación hemos sido muy beneficiados de programas de instituciones taiwanesas en distintos renglones de nuestra economía, cooperación para el desarrollo técnico,  construcción de hospitales, ayuda para el desarrollo y la capacitación tecnológica, construcción de escuelas, becas estudiantiles, asistencias técnicas y monetarias para la producción agrícola, intercambios culturales y muchos otros aportes.

El pragmatismo político y económico se ha impuesto en esta decisión. El gobierno dominicano, el empresariado, periodistas, políticos, y muchos ciudadanos ven como algo conveniente para el país el establecimiento de la relación diplomática con el gigante asiático.

Es importante tomar en cuenta y analizar la situacion que se está produciendo en el  Africa con las inversiones chinas.

En el 2016 los inversores chinos participaron en 66 proyectos con un valor total de 36,100 millones de dólares. Estas inversiones van dirigidas primordialmente a la explotación de los recursos naturales de los países de ese continente.

En muchos de estos países los acuerdos por recursos eran de naturaleza dudosa. Bajo muchos de esos acuerdos, los chinos, emprendieron estudios de viabilidad, hicieron presupuestos  y buscaron financiación del Banco de Exportaciones e Importaciones de China. A cambio, exigieron que se vaya a China una cantidad de recursos de esos países africanos; básicamente un trueque.

Con estos tipos de planes se tenía muchos incentivos para elevar los costes de las obras y hacer que el acuerdo sea lo mas grande posible.  Es una ecuación simple. Cuanto mayor fuera el presupuesto, mayor seria el préstamo, y cuanto mayor el préstamo, mayor es la cantidad de recursos que se le tenía que enviar a China. . Dando como resultado que las obras se encarecieran de una manera vertiginosa.

El gobierno chino y las empresas constructoras se llevaban las mayores ganancias. No sin antes hacer acuerdos a puertas cerradas y a discreción con las autoridades para que esas actuaciones sean llevadas a cabo sin contratiempos de auditorias e investigaciones.

Acuerdos opacos sin ofertas abiertas ni competitivas: todas a favor de China.
A eso se le agregaba que los trabajadores eran llevados por la propia empresa, por lo que estos proyectos generaban escasas oportunidades de empleo para los residentes de ese lugar.

A los que les ha ido bien con estos acuerdos son a los políticos que gobernaban y todavía gobiernan muchos de esos países.

Están surgiendo algunos focos de violencia antichina en algunas de esas naciones.

En nuestro hemisferio y mucho mas cercano a nosotros, Costa Rica, ya tiene 10 años que rompió con Taiwan para relacionarse con los chinos continentales. Las  exportaciones de sus productos tradicionales se han reducido, la inversión directa se ha comportado de forma inestable, y el crecimiento del turismo no ha llenado las expectativas de los costarricenses.

Viendo lo que ha sucedido con las inversiones chinas en algunas áreas del mundo. Es difícil concluir que un aumento en las relaciones comerciales con el Dragón de Asia sea de gran ayuda para nosotros. Espero estar equivocado.

Estimo que como ciudadanos que nos duele el dinero que pagamos de impuestos, debemos tener ojo avizor con los acuerdos que se lleguen a firmar entre nuestros países,ya que ellos son muy propensos a los sobornos y esta es una tierra fértil para ello. Se hace imprescindible una eficiente vigilancia de la sociedad civil, estar al tanto, para de esa manera logremos evitar que nos salgan con algún cuento chino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here