Bajos salarios y demagogia

Por: Eduard Victoria

0
568

Muchas veces hemos escuchado que los empresarios dominicanos son unos inconcientes, indolentes, y explotadores, porque los sueldos que pagan a sus empleados son irrisorios e insignificante, que no alcanza para satisfacer sus necesidades mas básicas.
Los políticos, los verdaderos culpables de esta situación, aprovechan estos criterios para ocultar sus faltas, haciendo y aplicando leyes para obligar al empresariado pagar un sueldo mínimo que no da para nada. Hacen declaraciones alegres, para quedar bien, reclamando al sector privado que debe aumentar los sueldos.
El Fondo Monetario Internacional afirma que la Republica Dominicana es uno de los países que tienen el nivel de salario mínimo mas bajo de America Latina. Estamos por debajo del promedio de la región que es de US 259.00, mientras que en nuestro país es de US 254.00, unos 12,700.00 pesos al cambio de 50 por 1.
En un país donde la canasta familiar está en unos 30 mil pesos mensuales, a la verdad que es una rediculez que una persona gane semejante salario.
Hay una causa económica y social para que exista esta realidad:
La mano de obra dominicana no está lo suficientemente calificada para realizar las labores de manera eficaz que requieren las empresas.
Este bajo nivel de calificación es el resultado de la baja calidad en la educación y formación técnico-profesional que están teniendo nuestros jóvenes.
Cuando una empresa tiene una empleomanía poco preparada, su productividad es afectada de forma negativa. Aumentando el costo de producción o disminuyendo la calidad de su servicio.
Los empresarios dominicanos tienen que enfrentar, tambien, el servicio eléctrico mas caro y de peor calidad.
La República Dominicana tiene los precios de combustibles mas altos de América Central, debemos recordar que los centroamericanos son nuestros competidores directos en el marco del Tratado DR-CAFTA.
Nuestro país tiene el cuarto costo de transporte mas alto de América Latina. Tenemos un monopolio del sindicato de transporte, que se han asociado a los políticos para poner de rodillas a los sectores productivos, imponiendo altas tarifas y aprovechando esos privilegios irritantes para chantajear y extorsionar. Violentando incluso a la constitución de la República que establece el principio de la libertad de empresa y el fomento de la iniciativa privada.
Las empresas locales pagan las mas alta tasas de impuestos como porcentaje de sus ingresos netos.
Tenemos la cuarta tasa mas alta del ITEBIS, en otros países le dicen IVA, de Amérca Latina.
Nuestras empresas deben invertir mas tiempo para el pago de impuestos que el que deben invertir las empresas de América Central.
Si analizamos, lo anterior, y los vemos con objetividad, llegaremos a la conclusión de que la culpa del nivel salarial de la República Dominicana no la tienen los empresarios, como muchos creen, si no los políticos que han propiciado que el ambiente económico dominicano sea agresivo y hostil a la inversión privada. Dando como resultado la baja competitivad y eficiencia de las empresas dominicanas. Y a consecuencia de ello los bajos salarios que tenemos en nuestro país.
Si queremos que suban los sueldos, debemos exigir a las autoridades que realicen las reformas económicas y educativas necesarias que propicien la creación de un entorno económico favorable a las inversiones y a la iniciativa privada, que son los que real y efectivamente crean las plazas de trabajo. Y en ambientes empresariales favorables, con igualdad de condiciones, sin privilegios, los empleos que se generen serán de calidad y bien remunerados.
De esa manera sí de verdad se le hace frente al flagelo de la pobreza. De otra forma es solo demagogia. Quienes están en el poder en base a la demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro. Y si los ciudadanos nos convertimos en masa, los demagogos nos hornean.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here