La basura como expresión del crecimiento económico

Por: Arq. Geraldo Fernández

0
642

Las lluvias de la tormenta Beryl arrastraron toneladas de basura que hicieron colapsar los precarios, primitivos y nunca bien atendidos sistemas de drenaje pluvial de la ciudad de Santo Domingo, quedando el Polígono Central, la zona más rica del país, prácticamente bajo agua. Las escenas de la costa metropolitana totalmente cubierta de basura han impactado la sociedad dominicana, aumentando el espanto cuando el alcalde capitalino ha dicho que retirar las más de 1,500 toneladas de basura, costara a la ciudad la irritante suma de diez millones de pesos salidos de los bolsillos de los contribuyentes.

Estos problemas, que son recurrentes en nuestras ciudades grandes y medianas, son producidos por varios factores entre los destacan la escasa educación ciudadana, las ineficientes o insuficientes acciones de los gobiernos locales, y la deficitaria o inexistente infraestructura y equipamiento urbano para atender la problemática de la recolección de residuos sólidos de una manera eficiente, sin embargo, el volumen de producción de basura es una expresión de crecimiento económico  y su mal manejo, no es más que la expresión de que ese crecimiento no está siendo bien administrado.

Mientras más acceso a bienes y servicios y mayor poder adquisitivo tiene una sociedad, más basura produce, no es casual que la lista de mayores productores de residuos a escala mundial esté encabezada por China y Estados Unidos con 300 y 200 millones de toneladas por año respectivamente. Según el informe del Banco Mundial “What a waste: A global review of solid waste management” en las ciudades se están produciendo 680 millones de toneladas de residuos  y en diez años esta cifra alcanzará los 2,200 millones como expresión de la expansión de la economía global.

Como se observa, a mayor dinamismo económico, mayor cantidad de basura producida, lo que explica que la producción de residuos en  República Dominicana haya aumentado un 21% en los últimos diez años, según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Actualmente estamos produciendo diez mil toneladas de basura diariamente y la distribución de esta producción por regiones es otra expresión del nivel de desarrollo económico, pues el 44% es aportado por el Gran Santo Domingo, el 30% por la región norte, el 15% por la región este y solo el 11% por la región sur, correspondiéndose estos datos con el nivel de desarrollo de cada una de estas regiones.

Si es cierto, que a  más desarrollo económico y mayor poder adquisitivo, mayor producción de desechos, también es cierto, que no lograr resolver el tema de la recolección y disposición final de los residuos sólidos de una manera eficiente, es una expresión brutal  de atraso social e institucional. En nuestro país existe un botadero a cielo abierto por cada 135 km², un dato escalofriante para un país tan pequeño, confinado a media isla, tan vulnerable, tan frágil ecológicamente hablando y una población que entre nativos, extranjeros y turistas alcanza los casi doce millones de habitantes.

Es innegable que nuestro país ha avanzado mucho en materia económica, a tal punto de ser la primera economía de Centroamérica, empatando con la dinámica y estratégica República de  Panamá, sin embargo, tenemos que convertir ese crecimiento en desarrollo, resolviendo temas básicos como el tratado en este artículo. Iniciativas como Dominicana Limpia y la Ley de Manejo de Residuos Sólidos, actualmente en curso en el Congreso Nacional, evidencian voluntad política al más alto nivel para enfrentar el problema, pero hay que ir más lejos, con acciones como el diseño y ejecución de políticas públicas de orden poblacional y ordenamiento del territorio, cumpliendo la ley, otorgando a los ayuntamientos los recursos que les corresponden e insistiendo en que la solución a este problema es una responsabilidad, que como dominicanos, todos compartimos.

El autor es arquitecto, urbanista, planificador urbano y pre-candidato a la alcaldía de Nagua por el PLD.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here