El candidato político, el lenguaje y el conocimiento.

0
273

Eduard Victoria

El lenguaje es el instrumento con el que construímos el pensamiento. Por tal razón el empobrecimiento del lenguaje es una evidencia del empobrecimiento del pensamiento.

Afirman, unos por ignorancia y otros movidos por intereses particulares, que no es necesario hablar bonito para lograr hacer un buen trabajo en la dirección de la cosa pública; ya que muchos que han tenido un verbo fluído y exhuberante han fracasado en el intento. Pero pese a esas aseveraciones, en las lides políticas es necesario poseer capacidad y facilidad de comunicación de las ideas.

Cuando se hace un uso incorrecto del lenguaje desde el punto de vista semántico, sintáctico y morfológico, hace que la expresión sea ambigua, incoherente y dificulta su comprensión. Demuestra una insuficiente inteligencia, escaso conocimiento y manejo de los temas importantes; algo que todo aquel que pretenda ser jefe de la administración pública debe tener claro.

Esas son las razones por las cuales existen debates políticos en casi todos los países democráticos. En ellos los candidatos hacen gala de sus experiencias como administradores, exhiben sus ideas, dan a conocer sus planes para mejorar la vida de los ciudadanos, entre muchos otros asuntos que son de interés general.

El ciudadano pondera esos conceptos, sus opiniones, el proyecto de cada uno de ellos; y el día de las elecciones emite su voto a favor de los argumentos mas apegado a sus convicciones.

Platón en su diálogo Protágoras, pone en boca de Pródico el siguiente razonamiento: “Conviene que quienes asistan a los debates y disputas presten a los disputantes atención común, pero no igual; porque no es lo mismo: conviene escuchar en común, pero no apreciar por igual a cada uno, sino mas al mas sabio y menos al mas ignorante.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here