¿Se debe regularizar el ingreso a la carrera de medicina?

0
989

Dr. Manuel Fernández

Con mucho pesar he podido leer de manera oficial lo que por años fue un secreto a voces, no hay cama para tanta gente, no hay forma de asegurar puestos de trabajos para más de 42,000 estudiantes de medicina que posee el sistema educativo dominicano a nivel superior y conglomerados en 11 escuelas de medicina.

La cifra es aún más alta cuando sumamos los médicos generales desempleados, dato que nadie pude decir con exactitud ya que no hay estadísticas al respecto. Si hacemos un análisis desde los primeros pasos que un estudiante de medicina debe agotar para entrar a la carrera de medicina de cualquiera de las universidades que oferta el sistema, nos encontramos que existen unas series de pruebas que al final no valoran en su justa medida las capacidades cognitivas, actitudes y aptitudes de un aspirante a médico, por lo cual no son del todo objetivas.

Pero olvidemos esos inconvenientes y vamos a formularnos preguntas y posibles soluciones.

¿Se debe regularizar el ingreso a la carrera de medicina?

Definitivamente que sí, y fomentar las carreras técnicas en ciencias de la salud, las propias universidades pueden ofrecer esas carreras, aunque algunas ya lo hacen. De igual forma contamos con el Instituto Técnico Superior Comunitario y el INFOTEP los cuales deben jugar un rol fundamental en dicho proceso.

¿Qué hacemos con los más de 42,000 estudiantes actuales?

Se debe realizar y con carácter de urgencia en cada una de las universidades que imparten medicina, una jornada de motivación de otras ramas de las ciencias de la salud e incentivar otras opciones como enfermería, odontología, bioanálisis y áreas técnicas.

¿Qué hacemos con los médicos egresados que están desempleados y con los que egresarán?

Podemos hacer muchas cosas solo con voluntad y enfoque;

1- Crear el médico escolar y que cada escuela o colegio tenga al menos un médico contratado dentro de la institución.

2- Retomar el proyecto de reconvertir médicos generales en médicos de atención primaria y a la par con la especialidad de medicina familiar y comunitaria fortalecer el primer nivel de atención.

3- Ofertar nuevas plazas de residencias tales como medicina deportiva, alergología, investigación médica, medicina tropical entre otras. En las áreas de mayor demanda aumentar la oferta y a la vez disminuir las plazas de especialidades que tienen exceso de especialistas.

Los aspectos inherentes a los programas de residencias médicas, debido a su amplitud lo analizaremos en otra oportunidad al igual que la carencia de puestos de trabajos para los especialistas. Pero sin dudas que nos enfrentamos a una situación calamitosa, la cual desde hace muchos años venimos observando y advirtiendo. Para advertirnos de las consecuencias tenemos a México donde recientemente se presentaron 45,000 médicos para 12,000 plazas, en España mas de 15,000 para 7,000 plazas, es decir, estamos a tiempo, aunque no mucho de tomar las medidas de lugar para no llegar al colapso total.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here