Se ha despertado un gigante dormido.

0
765

Isoroku Yamamoto fue el Almirante japonés encargado de dirigir el ataque a Pearl Harbor durante la II Guerra Mundial. Golpe militar de gran perjuicio a los intereses estadounidenses, pero que desencadenó la entrada de los Estados Unidos en esa conflagración, que dió como resultado, 4 años después, la peor derrota sufrida por el Japón en su historia.

El brillante General del Imperio del Sol Naciente declaró ante su Estado Mayor, como presintiendo lo que iba a suceder, “me temo que hemos despertado a un gigante dormido”.

La suspensión de las pasadas Elecciones, ha avivado a un pueblo aletargado, pero que ya estaba cansado, extenuado y harto, de las acciones antidemocráticas, y descaradamente corruptas del gobierno peledeísta.

Han despertado a la juventud, el gigante que origina y crea los cambios de toda sociedad. No contaban con que la juventud dominicana tenía conciencia. Pensaban que solo estaban en regaetón, dembow, en hooka, y en chercha, algo que el mismo gobierno ha propiciado e incentivado, para de esa forma apartarla de los ideales, las ilusiones y los sueños ihnerente a la naturaleza de los jóvenes.

El peledeísmo gobernante no contaba con que la juventud dominicana es diferente a lo que era cuando alcanzaron el poder.

El régimen se ha metido con la generación equivocada. Este luce desafasado, obsoleto, anticuado, trasnochado, ya no entiende esta sociedad. Tienen la convicción de que con tretas y métodos de tiempos pasados, van a lograr evitar las demandas y las peticiones por el derecho a tener un país con mas democracia y libertad.

Los 500 pesos, el picapollo, el sistema de bocinas que han querido desprestigiar, desacreditar y menospreciar las protestas del pueblo en la Plaza de la Bandera y en otros tantos lugares donde se encuentra un dominicano, ya no les funciona.

Estamos viviendo uno de los momentos mas hermoso y esperanzador de la sociedad dominicana.

Me siento muy orgulloso y lleno de emoción el poder presenciar estos acontecimientos, donde los jóvenes, sin importar su origen, su ideología, clase social, incluso, sus nacionalidades, se unen a exigir la construcción de un mejor país.

La fuerza mas activa y vital de la sociedad ha despertado, por lo que este régimen ya tiene sus días contados.

El poder de la gente es mas fuerte que la gente en el poder.

De que se van, se van!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here