Gane quien gane 

0
325

Por: Geraldo Fernández 

El próximo domingo se realizarán las elecciones para escoger quienes serán los(as) vocales, regidores(as), directores(as)  y alcaldes(as) de los 158 municipios y los 232 distritos municipales de nuestro país. Es importante elegir políticos con las capacidades y conocimientos necesarios para valorar la importancia de proteger y desarrollar el territorio y procurar el bienestar de la gente. 

Los retos que enfrentan las comunidades, pueblos y ciudades son cada día más complejos, por lo tanto requieren de gerentes y equipos con mucha voluntad, experiencia, conocimiento, sensibilidad, capacidad de diálogo y consenso y una profunda convicción democrática para poder dirigir con éxito la misión de encaminar los territorios bajo su dirección hacia el desarrollo. 

Para muestra basta ver lo que está sucediendo con nuestra ciudad, donde sea quien sea que gane la próxima contienda tendrá que enfrentarse a problemáticas urbanísticas, sociales, medioambientales, institucionales, a desequilibrios territoriales y a problemas puntuales como la situación del mercado público, la basura, el tránsito, el vertedero, al déficit de espacios públicos, deportivos, culturales, etc. 

Quien sea que gane la alcaldía, deberá ser capaz de concertar un proyecto de ciudad con todos los sectores sociales entendiendo que estará dirigiendo una ciudad en crecimiento, capital de provincia y centro de un intensivo intercambio comercial municipal, provincial y regional. El próximo alcalde deberá estar claro de que se necesitan reglas claras para atraer la inversión privada, para proteger la integridad del territorio y sus posibilidades de desarrollo.

Quien gane debe saber que por el acelerado crecimiento de la ciudad y sus condicionantes socio-económicos y territoriales se puede prever que en cinco años tendremos una zona urbana invivible y zonas sub-urbanas y rurales con cada vez menos oportunidades para sus habitantes, barrios superpoblados y por vía de consecuencia un gran cinturón de pobreza bordeando la ciudad y amenazando sus escenarios de desarrollo.

Quien gane y quede al frente del gobierno local, deberá esforzarse en realizar una reingeniería institucional al ayuntamiento abordando temas como las escalas salariales, organigrama, garantías laborales, calidad del empleo, modernización, uso de las tecnologías de la información y comunicación, fortaleciendo áreas como la atención al usuario, mejoría de los servicios a la ciudad y a los ciudadanos, aumento de las recaudaciones, transparencia y gerencia, entre otros. 

La responsabilidad mayor de quien gane el proceso del próximo domingo será transformar el crecimiento económico de Nagua en desarrollo y oportunidades para la gente, atender lo urgente sin descuidar lo importante y dirigir perfectamente el paso de pueblo a ciudad, esto solo se logra planificando, organizando y consensuando puntos de vista hasta tener una visión compartida sobre la ciudad que queremos. 

Quien sea que gane deberá dedicarse a ser alcalde, esto significa no usar el ayuntamiento como un trampolín ni dejar de hacer las cosas necesarias por temor a pagar un costo político. Esta ciudad requiere del compromiso, sacrificio, entrega y trabajo duro de todos sus munícipes para dar el salto definitivo hacia el orden y el desarrollo comenzando por quien vaya a dirigirla a partir del próximo 25 de Abril. ¿Asumirán el reto? Ya veremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here