La Verdad de las Mentiras

0
513

Es el título de un libro publicado en 1990 por el escritor peruano Mario Vargas Llosa, que hace referencia al componente de ficción que existe en la literatura. Según éste la novela no cuenta la realidad, sino que la altera, la transforma, y le añade los sueños, las inquietudes, y las tergiversaciones que surgen de la imaginacion del narrador.

Las mentiras que relatan las novelas sirven para completar eficazmente las limitaciones y frustraciones de la vida real.

Si aceptamos como bueno y válido las aseveraciones de Vargas Llosa, podemos llegar a la conclusión de que en vez de estar al frente de la administración pública personas capaces y experimentadas en eso de hacer y ejecutar políticas públicas eficientes, son mas bien novelistas que fabrican historias y tratan de embellecer la realidad hasta retorcerlas y volverlas irreconocible.

Estos autores de relatos ficticios han utilizado muy eficazmente los principios de Joseph Goebbels, ministro de propaganda del régimen nazi, de que una mentira repetidas muchas veces se convierte en verdad, y complementada por el control casi absoluto de los medios de comunicación, el efecto resulta ser mucho mas efectivo.

Pero la estrechez económica y las dificultades que sufren las mayorías no se puede ocultar y mucho menos se resuelven con estadísticas engañosas. O con discursos fabulosos e ilusionistas. O con propaganda constante y abrumadora, que vociferan a los cuatro vientos las mentiras del régimen.

Las bocinas ya no son suficientes para ocultar la realidad. Los cuentos inventados por los jerarcas del partido de gobierno ya no seducen, no convencen, porque “la verdad es incontrovertible. La malicia puede atacarla. La ignorancia puede burlarse de ella, pero al final, la verdad, como el Sol, no se puede esconder”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here