La pandemia generada por el insidioso virus SARS-CoV-2 que produce el COVID-19 o la enfermedad por coronavirus, nos ha desvelado muchas cosas.

0
503

Empezaré con nuestro sistema de salud. Es un sistema altamente deficiente e injustamente costoso.

El presupuesto que le asigna el gobierno es de apenas el 1.6% del PIB, de lo mas bajo del mundo, insuficiente para atender las demandas de los usuarios. Apenas contamos con 1.6 camas por cada 1,000 habitantes. Y un déficit de camas de cuidados intensivos de un 60%. Razón por la cual los expertos afirman que esta pandemia tendrá efectos catastróficos para nuestro país.

Otro aspecto que nos revela esta situación es: la importancia de tener una población educada.

Para la mayoría de los políticos el mantener un bajo nivel educativo le es favorable. Es mas fácil engañar, engatusar, seducir, atraer y manipular a personas ignorantes, incultas y analfabetas. Mantenerlas ilusionadas con discursos grandilocuentes plagados de mentiras. Y proporcionarles dádivas, donaciones y regalos que lo que hacen es despojarlos de su libertad de acción. Pero esta crisis ha demostrado que una población con tan bajo nivel también es un problema. Es mas dificil organizarla, que cumpla y comprenda las reglas y las leyes.

Cabe también mencionar la insensibilidad de algunos que han aprovechado la ocasión para sacar beneficios políticos y económicos, presentádose como los chapulines que han venido a salvarnos. Y otros, con el aval del Estado, haciendo negocios de forma mafiosa e inescrupulosa, sin importales las consecuencias mortales de su proceder.

Espero que cuando superemos esta emergencia, no todo vuelva a ser como antes. Aprovechemos la oportunidad de cambiar profundamente las cosas.

La sensatez y la madurez debe imponerse, y ésta se manifiesta sobre cómo reaccionamos cuando el sufrimiento se nos hace presente.

“Sería un delito que el sufrimiento que estamos viviendo pase en vano” P.G.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here