Un sueño dominicano.

0
246

La República de Costa Rica es una pequeña nación enclavada en América Central que posee un territorio de unos 51 mil km2 y una población de un poco mas de 5 millones de habitantes.

El pasado viernes los embajadores de los 37 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), extendieron una invitación para que Costa Rica forme parte de esa institución.

Es un hecho trascendental ya que es apenas el 4to país de América Latina y el primero de América Central en ser aceptado en ese exclusivo club.

La OCDE agrupa a las naciones mas desarrolladas del mundo. Representa el 75 % de la Inversión Extranjera Directa a nivel global. A su vez, concentra el 60% del comercio y del PIB mundial.

Ser miembro de esta selecta sociedad de naciones es adherirse al círculo de las buenas prácticas. Es tener en posesión un sello de calidad y confianza del manejo institucional, político y económico. Al tener que cumplir estándares de políticas públicas, éstas mejoran, dando como resultado un incremento en la confianza de los inversionistas internacionales.

Para lograr este hito, la llamada “Suiza de América” tuvo que ajustar muchas de sus leyes para que se adaptaran a los requisitos. Acogerse a las recomendaciones y a una agenda de reformas y medidas que el Estado ha ido implementando en los últimos años.

Costa Rica está dentro de una región en que la violencia y el narcotráfico es un verdadero problema. Pero eso no ha impedido que sea uno de los países mas estable y pacífico( el 1ro. de diciembre del 1948 fueron suprimidas todas las fuerzas armadas). Eso se manifiesta en el incremento del número de turistas cada año, buscando descubrir por qué es líder mundial en políticas y logros ambientales.

Las exportaciones de bananos y café tambien representan una gran fuente de riquezas. Pero no se conformaron, y evolucionaron a otros productos como la fabricación de electrónicos. Intel, Amazon, HP, Microsoft, Google, están presentes gracias a su alto nivel educativo.

La estabilidad política, su institucionalidad, el acceso universal a la educación de calidad, a la salud, pensión, y sobretodo su bajo nivel de corrupción, han permitido lograr un crecimiento económico sostenible, dando como resultado un desarrollo real.

Cuando los dirigentes de los países, sin importar banderías políticas, se ponen de acuerdo para lograr un objetivo común, éste inexorablemente es alcanzado.

Nuestro país estrenará un nuevo gobierno a partir del 16 de agosto. Estas nuevas autoridades estarán en la obligación de iniciar las transformaciones necesarias, para que el desarrollo que todos soñamos, deje de ser un sueño. Que de una vez por todas se convierta en una realidad. Que podamos alcanzar un mayor estándar de vida y convertirnos en una sociedad vanguardista. Y por qué no? algún día podamos formar parte, al igual que los ticos, del concierto de naciones mas desarrolladas e importantes del mundo.

“El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños” E.R.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here