Trump abandona la Casa Blanca y regresa a su residencia en Palm Beach, Florida.

0
164

En Palm Beach, una isla al sur de Florida, están las residencias de verano de algunos de los hombres más ricos del planeta. La mayoría, magnates discretos del mundo de las finanzas y los negocios inmobiliarios, dueños de casinos y equipos de fútbol americano. En los años ochenta, Donald Trump también compró en este carísimo pedazo de tierra una mansión que transformó en un elitista club privado. Desde este miércoles, fuera ya de la Casa Blanca, se ha convertido en su residencia oficial, diciendo adiós también a sus polémicas andanzas por la Quinta Avenida de Nueva York.
El último vuelo del Airforce one con Trump a bordo aterrizó a las 11:00 en el aeropuerto internacional de Palm Beach. Le quedaba solo una hora como presidente y la aprovechó regalándose un baño de multitudes. Más de un centenar de seguidores le esperaban en la calle antes de cruzar el puente que conecta la península con la isla, cerrado al público horas antes. La caravana con el séquito familiar avanzaba despacio por el asfalto. Desde el asiento trasero y con la ventanilla subida del imponente cadillac blindado que mandó fabricar durante su mandato, Trump saluda a sus simpatizantes: “os quiero”. “Dios os bendiga”. Hubo gritos de éxtasis y rabia, lágrimas y desconsuelo durante los últimos minutos de presidencia del magnate republicano.

Fuente: El Pais.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here